LAS MUJERES SOMOS MULTIFACETICAS

MUJERES ALTRUISTAS

El altruismo, más común en mujeres

Desde niña, la fémina aprende a ser solidaria y bondadosa.

Así como los hombres resuelven con mayor rapidez problemas matemáticos o de cálculo, las mujeres, por la naturaleza de los roles que suelen desempeñar, son más altruistas, un patrón de conducta aprendido en su entorno social.

Aunque no existen estudios científicos que afirmen que la generosidad de las madres está definida por la activación de alguna región cerebral, el neuropsiquiatra Edilberto Peña asegura que la mujer tiene genes más sensibles, lo que la hace más amable y gentil.

Y en las madres, la tendencia es aún más notoria, pues son capaces de quitarse el bocado para alimentar a sus hijos, sin esperar recompensa, comenta el maestro de Ciencias Médicas de la UNAM, quien considera que en algunas mujeres es “conducta innata”.

Dar sin recibir

Desde pequeñas, las niñas aprenden a ser solidarias en su grupo social. Por ejemplo, comparten la comida con su mejor amiga o regalan la ropa vieja a niños de la calle, y así aprenden a ser altruistas, comenta el también especialista en trastornos de sueño.

En las relaciones de amistad, de amor o laboral, el altruismo de las féminas es evidente. En una pareja de novios, por ejemplo, la mujer entrega mucho tiempo, paciencia y amor y, tal vez, no reciba la misma paga de su enamorado.

Pero esta conducta no es igual en todas. Hay madres, hermanas o hijas que prefieren el individualismo, aunque de infantes se les haya enseñado la solidaridad, en opinión de Peña, quien considera que el concepto de altruismo varía según los patrones culturales y sociales.

La noción de ayudar a los demás sin recibir nada a cambio, por ejemplo, puede ser una acción más común en la cultura mexicana, pero no así en sociedades alemanas, caracterizadas por la frialdad y aislamiento de las personas.

Patrón cultural

El altruismo de las féminas, a diferencia del amor o la sensibilidad, sí puede medirse con estudios psicológicos. Es el caso de un estudio de la UNAM, que determina la inclinación femenina a realizar una acción sin recompensa, con base en sus elecciones.

Pero certificar que la gentileza de una mujer está definida por una región cerebral, como lo afirma un estudio de la Universidad de Duke, en Estados Unidos, es imposible, en opinión del experto, a no ser la investigación sea más ambiciosa y cubra un universo amplio.

Y es que tras escanear el cerebro de 45 personas que participaban en videojuegos, científicos de la universidad estadounidense detectaron que una región del cerebro se activaba cuando realizaban una actividad cortés.

La técnica de resonancia magnética con que se realiza el mapeo cerebral aún está en proceso de investigación. Para afirmar que existe un área cerebral encargada del altruismo de la gente se requiere, reitera el experto, estudiar grupos de diferentes razas.

Además, cuando una persona realiza alguna actividad, del tipo que sea, otras partes de su cuerpo, no sólo regiones del cerebro, se activan; lo que no significa que la emoción o conducta sea la causante, explica el especialista en autoestima.

Así, Peña concluye que la conducta altruista de las mujeres es un patrón cultural aprendido en su entorno social y refuta la hipótesis de que la función cerebral origine su grado de generosidad, como argumenta el estudio de la prestigiada casa de estudios

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Anuncios

Categorías

  • No hay categorías
A %d blogueros les gusta esto: